La dolarización electoral tuvo el mayor costo en reservas desde 1989

La Nación – Publicado 24/10/2015

Pese a los cupos y restricciones, la demanda de billetes, bonos y coberturas batió récords; los precios más libres del dólar llegan a la elección en máximos históricos.

hubo cepo, controles, cupos, racionamientos ni patrullajes que pudieran impedirlo: el proceso electoral -que tendrá su punto cúlmine mañana con los comicios para elegir nuevo presidente- desató uno de los procesos de dolarización más intensos desde el retorno a la democracia.

Los argentinos masivamente optaron por el dólar o sustitutos equivalentes (bonos en esa moneda; otros que se emiten en pesos, pero prometen pagar ajustando a la variación del tipo de cambio oficial o contratos a futuro) en un desesperado intento por preservar su poder de ahorro y compra futuro ante la creencia, cada vez más extendida, de que los cambios por venir en la economía pueden erosionarlo tanto o más de lo que ya lo hicieron reiteradas veces en el pasado, en circunstancias similares.

Las señales de mercado y los datos son concluyentes al respecto:

-Los precios más libres del dólar cerraron ayer en zona de máximos históricos (a $ 16,06 el dólar blue y rondando los $ 14 el contado con liquidación) y también las cotizaciones en pesos de los bonos en dólares más operados en el mercado doméstico, como el Bonar 17 y el Bonar 24, pese a las masivas ventas con que la Anses volvió a tratar a contener en los últimos días su escalada.

-El volumen de negocios con futuros de dólar en el Rofex, principal plaza en que opera estos derivados el BCRA, superó en las últimas jornadas el equivalente a los US$ 10.000 millones, cifra jamás vista en la plaza local. “Llegó a US$ 10.944 millones, lo que representa un incremento del 45% respecto de los niveles de comienzos de octubre. Y tan sólo en la última semana, el salto en el interés abierto alcanzó el 25% [unos US$ 2170 millones en exposición a futuros]”, apuntó el analista Leandro Fisanotti, que sigue de cerca los números de este mercado, poniendo el foco en la aceleración que estas apuestas contra la fortaleza del peso que se empeña a mostrar el Gobierno tuvieron en las últimas semanas. De no verificarse los precios a los que vendió el BCRA se expone a un quebranto de entre $20.000 y $ 30.000 millones, calculó ayer QuantumFinanzas.

-Desde hace tres meses, más de un millón de contribuyentes parece estar contando los días como presidiarios (la mitad concreta la operación en los primeros cinco días hábiles del mes, apenas se reabre el cupo) para lanzarse a obtener la autorización de AFIP y poder adquirir dólares a precio oficial aun pagando (en el 94% de los casos por estos días) el recargo impositivo que lo encarece hasta $ 11,53, con tal de tenerlos a disponibilidad.

En los últimos años el Gobierno jugó fuerte en favor de un peso sobrevaluado convencido de los réditos electorales que obtendría. La elección de 2011 mostró que no se equivocó, aunque lo llevó a cometer lo que el economista Miguel Bein, hoy ligado al candidato oficialista Daniel Scioli, describió como “macricidio”.

Esa apuesta la repitió tras la amarga experiencia que le dejó la devaluación de enero de 2014, aunque agregando la aviesa intensión de condicionar a su sucesor para sustentar un sueño de pronto retorno al poder, como intentara antes Carlos Menem.

En aquel momento, la ficción cambiaria se sostuvo con emisiones de deuda. En la versión actual, agotando las reservas del BCRA.

“Que el apetito dolarizador de los argentinos suele crecer en períodos electorales no es novedad. Pero, si nos guiamos por las reservas, la actual dinámica es incluso peor que la observada antes de las presidenciales de 1989, 1995”, observa Maximiliano Castillo, de la consultora ACM.

A su vez, “la demanda del sector privado estimada a través de la venta neta de dólares del BCRA en el mercado es la más importante desde 2011. ¿Hay que recordar que la consecuencia inmediata fue la implementación del cepo?”, advierte.

El economista de Analytica Martín Polo estimó ayer que el BCRA lleva vendidos US$ 6000 millones de las reservas desde la última semana de julio para mantener el tipo de cambio oficial anclado. Eso tiene un elevado costo en términos de reservas netas (es decir, excluido swap de China, pagos de deudas congelados por decisión judicial e ingresos que hayan tenido contraparte en los Cedin emitidos por el blanqueo).

Los economistas estiman que ese numero se ubica hoy entre los US$ 10.000 y los 13.000 millones. Pero no debe perderse de vista que del 70 al 90%, según la cifra que se toma, son divisas que aportaron los ahorristas que mantienen depósitos en dólares en los bancos locales.

La insaciable sed por la divisa norteamericana

Al 150%

De su paridad al cambio oficial cotizan en promedio los bonos en dólares del tramo medio de la curva. Es decir, a precios del dólar que van de $ 13,70 a 14,10

US$ 520 millones

Vendió en la semana que cerró ayer el BCRA. Venía de vender US$ 365 millones en la semana previa

1.036.483 ahorristas

Compraron dólares por la ventanilla legal en lo que va de octubre

 

Referencia:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *