El panorama del nuevo país con Mauricio Macri al frente de la Casa Rosada

Perfil – Publicado 23/11/2015

 

El presidente electo comenzará su gestión en 18 días. Los desafíos y la conformación de tres gabinetes.

En solo 18 días, Mauricio Macriasumirá como nuevo presidente de los argentinos y comenzará una nueva etapa política. Como nunca antes desde el regreso de la democracia, Macri tendrá poder de decisión en lo que respecta a la gestión nacional, la provincia de Buenos Aires y la Ciudad.

Por eso, ni bien se publicaron los primeros resultados comenzó, otra vez, la danza de nombres para el nuevo gabinete que asumirá con él. Los mismos serán anunciados en los próximos días.

Mauricio Macri desde el búnker de Cambiemos.

Mauricio Macri desde el búnker de Cambiemos.

El jefe de gobierno porteño y presidente electo tendrá el desafío de modificar una economía que no crece. Y, al mismo tiempo, la urgencia de solucionar el conflicto con los fondos buitre y buscar financiamiento para las propuestas que buscará llevar a cabo en 2016.

Provincia. Para María Eugenia Vidal llegó el momento de completar los últimos casilleros de su gabinete, que también asumirá el 10 de diciembre. ¿Quiénes la acompañarán en el desafío más grande de su carrera? Si bien se conocieron varios, como Hernán Lacunza en Economía y Cristian Ritondo en Seguridad, todos los nombres serán dados a conocer en los próximos días. Macri ya avisó que dará libertad para que le ponga su impronta, aunque conservará el poder de veto. Sin dudas, la candidata opositora que más expectativas generó en los votantes de la oposición. Pisará un terreno nuevo para su partido y con la necesidad de que Daniel Scioli le entregue las cuentas de la provincia en tiempo y forma. “Perdieron todo el país, no sabemos que pueden hacer hasta el 10 de diciembre”, admitió un armado de campaña quien también reconoció que “será mucho más fácil ahora que ganamos la Nación”. Es que Vidal ya sabe que deberá pedir ayuda a la Casa Rosada para pagar aguinaldos en la gestión pública. La situación financiera de Buenos Aires pasa por un momento muy complicado.

Ciudad. Horacio Rodríguez Larreta estará mejor preparado para tomar las riendas políticas cuando se renueven las autoridades. En primer lugar porque la transición se da con naturalidad ya que continúa la misma gestión que hace ocho años comenzó Mauricio Macri y además porque sabe donde estará parado cuando tome la posta en la Ciudad. “Conoce cada rincón del Estado porteño, es la ventaja en la Capital”, resumió uno de sus laderos ante Perfil.com.

Los aliados. Dentro de Cambiemos es un interrogante de que manera se dará la convivencia con el radicalismo. Con Ernesto Sanz confirmado para ser el ministro de Justicia, habrá que ver que otros lugares de poder le entregará Macri a la UCR que fue clave en la fiscalización y el aporte de dirigentes en todo el país, dada la casi nula presencia del PRO en varias localidades, sobre todo las alejadas de centros urbanos.Gerardo Morales como gobernador de Jujuy fue otro de los ganadores con esta alianza, y quizás hasta Julio Cobos ahora, con el diario del lunes, esté feliz con la decisión del radicalismo de haber ido a una alianza con el PRO, algo que rechazaban él y Morales. En la Ciudad sus dirigentes no supieron tejer contactos de la misma manera y se espera poca participación, todo lo contrario a lo que pasará en la provincia, con Daniel Salvador como vicegobernador electo.

Congreso. El Poder Legislativo será una de las áreas donde Cambiemos deberá apelar a todo su poder de negociación para avanzar en leyes de gestión. En la Cámara de Diputados tendrá un interbloque de 88 diputados (43 radicales, 41 del PRO y 4 de la Coalición Cívica). Será un desafío para Emilio Monzó, quien sería el presidente de la Cámara, lograr la cohesión con el radicalismo y, en menor medida con la Coalición. También, por supuesto, con el peronismo. Por eso la importancia del pasado PJ que tiene Monzó.

 

Referencias:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *