Efedrina: se fugaron los hermanos Lanatta de la cárcel de General Alvear

Escaparon esta madrugada tras amenazar con un arma de fuego a los guardias, junto a otro condenado por el Triple Crimen de General Rodríguez, en 2008. Uno de ellos había vinculado a Aníbal Fernández con el caso.

Martin-Lanatta-DYN_CLAIMA20150827_0015_28

Los hermanos Martín y Cristian Lanatta, condenados por el triple crimen de General Rodríguez, se fugaron esta madrugada de la cárcel de General Alvear. Junto a ellos se escapó otro condenado por el caso, Víctor Schillaci.

Según fuentes oficiales, los tres se escaparon de la Unidad Penal número 30 de General Alvear, perteneciente al Servicio Penitenciario Bonaerense, a las 3 de la mañana. Amenazaron con un arma de fuego a la guardia y para huir usaron a personal de servicio como rehén y un auto de apoyo que estaba estacionado a las pocas cuadras.

Se montó un fuerte operativo en la ciudad y sus alrededores, con efectivos de fuerzas federales, Interpol, la Agencia Federal de Inteligencia y la Policía Bonaerense, aunque esta mañana se presumía que los tres fugados ya habían cruzado el cerco inicial.

Tanto los Lanatta como Schillaci estaban condenados a prisión perpetua por el Triple Crimen de la efedrina en que murieron Sebastián Forza y sus dos socios, Leopoldo Bina y Damián Ferrón, en el 2008. Un cuarto condenado es Marcelo Schillaci, hermano de Víctor.

 

Martín Lanatta reapareció con fuerza en los medios hace un par de meses, en el último trama de la campaña electoral de este año, alvincular al ex jefe de Gabinete y ex candidato a gobernador bonaerense, Aníbal Fernández, como autor ideológico en el caso.

Lanatta relató, primero ante una cámara del programa Periodismo para Todos y luego ante la Justicia, que llevó a Sebastián Forza a una reunión con Fernández en el edificio central de la Policía Federal. Dijo que fue en marzo de 2008, aunque no pudo dar detalles de la oficina donde se llevó a cabo el supuesto encuentro. “Para sentarse a hablar conmigo tiene que poner 250 mil dólares. Si no, que ni me moleste. Yo le conté las costillas y sé cuánta plata juntó”, le habría dicho Fernández a Lanatta previo a ese encuentro. El otro testigo habría sido Andrés Meiszner, por entonces titular del RENAR.

Luego de la denuncia, Lanatta había quedado alojado en un área especial de la cárcel de General Alvear, con monitoreo de cámaras las 24 horas. Pero esta madrugada consiguió escapar.

Interviene en la causa la UFI 20 a cargo de Cristian Citterio, del Juzgado de Garantías de turno del Departamento Judicial de Azul.  El juez que entiende en la causa es Federico Barvenera, del Juzgado de Garantías 3.

 

Referencia:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *