Daesh: El Estado Islámico

A L.·. G.·. D.·. G.·. A.·. D.·. U.·.
Libertad Igualdad Fraternidad

escuadra-y-compas-mason

Daesh: El Estado Islámico

Serge Leteur

 

Se inicia en 1987, en Paris, en la R.L. “Franchise 56”, de la “Grande Loge Nationale de France”. Es exaltado al 3° grado en 1991. En 2006 se afilia a RL «Del Progreso 789» de la GLNA, renunció en 2009. En 2010 participa del re levantamiento de columnas de la R.L. “Unión Argentina de la GLNA. En 2007 se afilia a la RL “Star of South” del Distrito Sur, de la División Sur de América Latine de la Gran Logia Unida de Inglaterra”, Venerable de dicha L. en el año M. 2011-2012.

 

 

Contexto histórico

       El prócer del estado islámico fue un yihadista jordano, Abu Musab al Zarqaui, que había combatido en Afganistán e intentado derrocar el rey de Jordania. En 1999, creó un grupo armado: el Yama’at al-Tawhid wal-Yihad (Comunidad del Monoteísmo y la Yihad). Después de la invasión americana en Irak en 2003, Al Zaqaui pasó a Irak para oponerse a las FF.AA. norteamericanas. También cambió el nombre de su grupo a Tanzim Qa’idat al-Yihad fi Bilad al-Rafidayn (Organización de la Base de la Yihad en el País de los Dos Ríos) y, en octubre 2004, se ubicó bajo el mando Al Qaeda, entonces liderada por Osama Bin Laden. Así nació lo que se conoció como «al-Qaeda en Irak» (AQI).

       Zarqaui, murió el 7 de junio de 2006, el liderazgo de AQI fue entonces asumido por Abu Ayyub al-Masri.

Con este nombre -que fonéticamente en árabe significa algo que pisotear- se refieren al grupo terrorista sus enemigos y combatientes.

Con este nombre (Daesh) -que fonéticamente en árabe significa algo que pisotear- se refieren al grupo terrorista sus enemigos y combatientes.

        En octubre 2006 AQI se unió a otros grupos yihadistas y tribus sunnís, para crear el Consejo consultativo de los Moudjahidine. Este Consejo, el 13 de octubre de 2006, declaró la creación del Estado Islámico de Irak (EII), bajo el liderazgo de Abu Abdullah al-Rashid al-Bagdadí. La meta del EII era de tomar el poder en las zonas mayormente sunníes y crear aquí un estado. Al principio AQI hizo avances importantes, pero al final de 2007 sus ataques violentos e indiscriminados contra civiles le hicieron perder gran parte de su apoyo popular.

        En 2008 importantes ofensivas de EE.UU. y sus aliados dieron fuertes golpes al AQI, que se declaró en estado de “crisis extraordinaria”. Llegó el golpe de gracia en 2010, cuando un conjunto de fuerzas estadounidenses e iraquíes encontraron y eliminaron al jefe de AQI, Ayyub Al Masri, y al del EII, al-Rashid al-Bagdadí.

       El 16 de mayo de 2010, Abu Bakr al-Bagdadí fue designado como el nuevo jefe del EII. De inmediato reclutó a ex miembros de las FF.AA. y de los servicios de inteligencia que habían pertenecidos al partido Ba’ath y habían prestado servicios bajo el régimen de Saddam Hussein. Uno de ellos, el coronel Samir al-Khlifawi, también conocido como Haji Bakr, llegó a ser el comandante militar del EII.

       En julio de 2012, al-Bagdadí anunció que retomaría el control de sus bases después de la salida de las fuerzas norteamericanas, y declaró el inicio de una ofensiva para liberar a los presos. En julio de 2013, ataques simultáneos contra las cárceles de Taji y Abu Ghraib permitieron soltar más de 500 detenidos, en su mayoría veteranos de la insurrección.

       En marzo de 2011 habían empezado en Siria protestas contra el gobierno de Bashar al-Assad. La violencia creciente entre los manifestantes y las FF.SS. sirias llevó a una gradual militarización del conflicto. En agosto de 2011 Abu Bakr al-Bagdadí empezó a mandar a Siria miembros del EII que tenían una experiencia en materia de guerrilla, para armar su propia organización en este país. Liderado por un sirio, Abu Muhammad al-Julani, este grupo reclutó combatientes y estableció células en todo el país, hasta el punto que, el 23 de enero de 2012, anunció la creación del Jabhat al-Nusra, más conocido como el Frente al Nusra. Dicho frente se volvió rápidamente una fuerza combatiente importante que gozaba del apoyo de los opositores al gobierno de al Assad.

     El 9 de abril 2013, al-Bagdadí anuncio la fusión del EII y del Frente al Nusra para crear el “Estado islámico en Irak y en el Levante” (EIIL). Esta decisión fue rechazada por parte de los integrantes del Frente al Nusra. En una carta el líder de Al Qaida, Ayman al-Zawahiri, expresó su oposición a la fusión y ordenó la disolución del EIIL, pero al-Bagdadí se desentendió de estas instrucciones. Hubo enfrentamientos armados entre el EIIL y el Frente al Nusra. En febrero de 2014, después de una lucha de 8 meses, Al Qaida cortó toda relación con el EIIL, a veces designado en inglés como ISIS o por el acrónimo árabe Daesh.

Proclamación del califato

       El 29 de junio de 2014, comienzo del mes del Ramadán, el portavoz del EIIL, Abu Mohamed al- Adnani, declaró la intención del grupo de crear un califato que se extendiera por todo el mundo musulmán, al tiempo que nombraba a Abu Bakr al-Bagdadí su máxima autoridad, bajo el nombre de “Ibrahim”, sucesor de Mahoma, “imán y califa de todos los musulmanes”.

      Con esta intención, el grupo fue renombrado como Estado Islámico, prescindiendo de la mención a Irak y Siria en referencia a su voluntad de expansión. En Siria, los grupos armados yihadistas, incluyendo lo que quedó del Frente al Nusra, ahora Al Qaida en Siria, rechazaron la declaración.

      Los principales académicos y las autoridades religiosas musulmanes rechazaron también la creación del EI, considerándolo como ilegal. En octubre 2014, un centenar de eruditos musulmanes escribieron una carta abierta a Abu Bakr al-Bagdadí y acusaron a su organización de haber “ensuciado al Islam”.

Expansión del Estado Islámico

Sin título-3

Expansión del Estado Islámico.

 

        Siria: En este país las FF.AA. del EI están al mando de Abu Mohammed Al-Adna. Inicialmente, gozaron de una grande popularidad, distribuyendo ayuda alimentaria a las poblaciones y restableciendo el orden. Pero rápidamente el EI se distinguió por su violencia y sus exacciones, lo que generó hostilidad. También sus claras ambiciones territoriales provocaron preocupaciones. “La legalidad de todos los emiratos, grupos, Estados y organizaciones se convierte en nula tras la expansión de la autoridad del califa y la llegada de sus tropas”.

        El resultado fue que el EI tuvo que enfrentarse, no solo a las fuerzas de Al Assad, sino a otros grupos de insurgentes, incluyendo islamistas. Ya en julio de 2104 el EI consolidó sus conquistas: se extendió hacia el Sur, en dirección de la frontera jordano-iraquí, como hacia el norte en el Kurdistán sirio, en dirección a la frontera turca. Al oeste ocupó las ciudades de Turkmen Bareh y de Akhtarine en dirección de Alepo.

        El 14 de julio de 2014, el EI controlaba el 95-98% de la provincia de Deir ez-Zor. En septiembre 2014, el EI lanzó una gran ofensiva hacia el norte, en dirección hacia la frontera con Turquía, hasta llegar a la ciudad de Kobani. La fuerte resistencia de los combatientes kurdos y el apoyo de la coalición internacional, impidieron que los islamistas tomaran Kobani, pero los combates fueron encarnizados y la ciudad casi destruida.

Al final de 2013 la política sectaria del primer ministro al Maliki lleva las tribus sunníes a rebelarse y a brindar apoyo al EI. En enero de 2014, durante enfrentamientos en
Ambar (Irak), militantes del EI tomaron el control de la ciudad de Faluya y partes
de Ramadi. En junio de 2014, lanzaron una ofensiva en el norte de Irak, junto con militantes sunníes, leales al antiguo gobierno baazista secular de Sadam Husein, y tribus antigubernamentales. Los combatientes empezaron atacando Samarra el 5 de junio, y tomaron el control de Mosul (con sus dos millones de habitantes) la noche del 9 de junio y de Tikrit el 11 de junio. A finales de junio, Irak había perdido el control de toda su frontera occidental con Jordania y Siria. A pesar del entrenamiento recibido y del equipamiento provisto por EE.UU., las FF.AA. Iraquís, minadas por el sectarismo religioso, la corrupción y la incompetencia, no fueron capaces de contener el EI. Al contrario, unidades enteras se desbandaron, sin combatir, abandonando al EI sus armas y sus materiales.

        El 21 de junio el EI ocupó el oeste de la provincia de Kirkouk y el norte de la provincia de Sala ad-Din, así como las provincias de Ninawa y de Al-Anbar, con sus yacimientos petrolíferos. Más tarde tomó Qaraqosh, la ciudad cristiana más grande de Irak, ubicada al este de Mosul. El 7 de agosto de 2014 la progresión del EI amenazaba Erbil, capital de la región autónoma de Kurdistán, a solo 77 km de Mosul. Para proteger su personal militar desplegado en Erbil, los EE.UU. tomaron la decisión de intervenir, y empezaron los primeros bombardeos. Otros países se sumaron: Francia, Australia, Canadá, Gran Britania y Dinamarca. Después intervinieron países árabes: Qatar, Jordania, Arabia saudita y los Emiratos Árabes Unidos, que contribuyeron con la coalición internacional.

        Libia: Al final de octubre 2014, el grupo Majilis Choura Chabab al-Islam (Consejo Consultativo de la Juventud Islámica) tomó el control de la ciudad de Derna y reconoció la autoridad de Abu Bakr al-Baghdadi, haciendo así de Derna la primera ciudad fuera de Siria o Irak en ser parte del califato del EI. También tomó el control de parte de la región de Trípoli, incluyendo los yacimientos petrolíferos.

        Egipto: El 14 de noviembre de 2014, una fracción mayor de Ansar Bait al-Maqdis (el grupo armado yihadista de Egipto más importante, activo en el Sinaí, se puso bajo el mando del EI.

        Yemen: En enero de 2015, parte de los integrantes de Al Qaida en la Península Árabe (AQPA) se sumaron a las filas del EI.

        Afganistán: En enero 2015, las autoridades de Kabul reconocieron que EI tenía una presencia militar en Afganistán, contando con unos 135 combatientes. Pero el más alto responsable del EI en el país, Mullah Abdul Rauf, fue capturado por los talibanes.

        Pakistán: El 4 de octubre 2014, el Tehrik-e-Taliban Pakistán (TPP) anunció apoyar al EI, llamando a todos los grupos yihadistas a unirse. Abu Omar Maqbool, portavoz du TTP, reconoció el EI.

        Argelia: El 4 de julio de 2014, Al-Qaida en el Magreb islámico (AQMI) publicó un comunicado en el cual rechazaba el califato del EI. Pero en septiembre un grupo de combatientes liderado por Gouri Abdelmalek, apodado Khaled Abu Souleimane, emir de la región central, se desprende de AQMI y se suma al EI. Unos días más tarde, la katiba Okba Ibn Nafaâ, hasta el momento vinculada con AQMI, dijo apoyar el EI.

       Filipinas: En agosto 2014, Abu Sayyaf y los “Combatientes islámicos por la libertad de Bansamoro” reconocieron el mando del EI. No fue el caso del Frente Moro islámico de liberación.

        Nigeria: En Nigeria, si bien el grupo Boko Haram no tomó partido entre el EI y Al Qaida, en un video el 13 de julio de 2014 su jefe, Abubakar Shekau, declaró su lealtad a Abu Bakr al-Bagdadí, califa del EI, a Ayman al-Zaouahiri, emir de Al Qaida y al Mollah Omar, jefe de los Talibanes. Últimamente filtraron informaciones según las cuales Boko Haram y el EI llegaron a un acuerdo para compartir inteligencia y estrategia militar. Eso podría reforzar el grupo nigeriano que ya declaró un estado islámico en los territorios que controla, Gwoza y Borno, lo que representa una tercera parte del país.

La potencia militar del Estado Islámico

Los hombres

         Por razones obvias, varían las estimaciones de las fuerzas combatientes del EI. Pero después de la toma de Mosul y de la liberación de los detenidos que había en las cárceles, se considera que allí el E.I. dispone de entre 25 y 30.000 soldados, de los cuales 10.000 estarían en Siria.

En cuanto al origen de los combatientes, en Irak el 90% son “locales”, mientras que en Siria más de la mitad son extranjeros. Provienen en su mayoría de países del Magreb, de la Península Árabe y de países occidentales (Europa y EE.UU.). Algunos vienen de otros países como Turquía, Pakistán, Indonesia y Chechenia; estos últimos son considerados como los mejores soldados.

En cuanto a los europeos, los más numerosos son los franceses, 800 según el Ministerio del Interior galo. En realidad, según estimaciones privadas, alcanzarían los 2.000. El segundo contingente sería el británico, con 1.500, y el resto belgas (500) y de otros países.

Según el Centro Internacional de Estudio sobre la Radicalización, asentado en Londres, eso representa la mayor movilización extranjera desde la guerra de Afganistán en los años 80.

El armamento

Según el Ministro de Defensa francés, el EI dispondría de 3.000 humvees, 150 tanques pesados, 150 blindados y al menos 60.000 armas individuales. Un estudio conducido por la ONG Conflict Armament Research comprobó que el 80% de este armamento proviene de China, Rusia, Serbia, y EE.UU. En cuanto al material norteamericano, es lo que el EI recuperó de las FF.AA. iraquís, totalmente equipadas por los EE.UU.

          El EI dispone también de cohetes, y en octubre 2014 contaba con tres aviones caza (MIG 21 o 23), pilotados por tránsfugas de la fuerza aérea iraquí. Cabe resaltar el uso que hace el EI de los niños. A quienes secuestra, con no más de 6 años, y los adiestran en campos. Están sometidos a un lavado de cerebro para adoctrinarlos y entrenarlos para ser combatientes, espías o suicidas.

El financiamiento y los apoyos

Combatientes de EI

        Hasta 2013 el EI contaba con el apoyo de Arabia Saudita, que mandaba fondos (provenientes del estado y de privados), armas y brindaba la ayuda de sus servicios de inteligencia. Cuando en enero el EI se enfrentó con otros grupos yihadistas, y especialmente el frente al Nusra, se cortó este apoyo. El EI ha cometido atentados en la frontera con Arabia saudita, matando un general saudita.

        A contrario Qatar –que disputa el liderazgo regional de Arabia Saudita– mantuvo efectivamente su apoyo y oficialmente integra la coalición que combate el EI al lado de los EE.UU.

       Turquía es uno de los mayores apoyos del EI, porque combate los Kurdos y Al Assad, los dos principales enemigos de Ankara. Por eso, a pesar de la presión internacional, Turquía se negó por mucho tiempo a permitir que atraviesen su territorio refuerzos para llegar hasta Kobane, sitiado por el EI.

El EI sigue recibiendo donaciones de ricos particulares, en su mayoría de países del Golfo. Recibe también el dinero producto de colectas caritativas, desviadas de su destino oficial. En las zonas que controla el EI se financia por robos, secuestros extorsivos e “impuestos” que en realidad son una extorsión. Trafica también obras de arte. Los saqueos en la región de al Nabuk han permitido recaudar 28 millones de Euros.

Pero el mayor ingreso del EI es el petróleo que proviene de los yacimientos que controla, y que está vendido en contrabando a través de Turquía. Los compradores son Turquía, los kurdos, Siria y hasta la Unión Europea. Los ingresos diarios serían de 1 a 3 millones de dólares según las estimaciones.

Cuando tomó el control de Mosul, el EI secuestro 425 millones de dólares en la sucursal del banco central iraquí.

          Se considera que el EI dispone de un tesoro de 2.300 millones de dólares, lo que lo hace el grupo terrorista más rico del mundo delante de los talibanes, del Hezbollah y de las FARC.

La Organización

El gobierno

        El califato es un estado teocrático, el “califa” es a la vez el jefe religioso y encabeza el poder ejecutivo y el poder judicial. Cuenta con dos adjuntos, dos ex generales iraquís, cada uno tiene a su cargo una de las dos “regiones”: Irak y Siria. Aconseja el califa un “gabinete” de 7 miembros. Existe también un “Consejo de Guerra” integrado por 3 miembros: Abu Shema (Fares Reif al-Naima) a cargo de la logística
Abu Suja (Abdul Rahman al-Afari), a cargo de los mártires y de las mujeres
Abu Kifah (Khairy Abed Mahmoud al-Taey), a cargo de los atentados por explosivos.

       No hay poder legislativo, es inútil, porque la única ley que vale es la Shariah. En noviembre de 2014 el EI hizo público su intención de emitir monedas de oro, plata y cobre.

       El EI dispone también de un dispositivo de comunicación sumamente eficaz. Todos reconocen la calidad profesional de las filmaciones y los videos difundidos. Como los medios, especialmente Al Jazeera, no quisieron repetir los errores cometidos con Al Qaeda, permitiendo la difusión de los mensajes de la organización terrorista, el EI no tiene acceso a los principales canales de comunicación. Pero supo hacer un uso óptimo de las redes sociales, y en particular, Twitter y YouTube. Multiplica la difusión de una violencia extrema para captar la atención del mundo.

      En las zonas bajo su autoridad, el EI impone a los periodistas el respecto de 11 reglas bajo pena de muerte. Todas las informaciones difundidas deben previamente ser aprobadas por su oficina de prensa. Reporteros sin fronteras denunció la creación de “huecos negros de la información”.

Tipos de velos islámicos.

Tipos de velos islámicos.

Las estructuras administrativas

       La capital del EI es Racca, en Siria. Más significativas que las superficies que controla, que pueden ser extensiones de desierto, son las poblaciones. Al final de 2014, después de sus últimas ofensivas, se considera que el EI ejerce su autoridad sobre más de 10 millones de personas, 5 millones en Siria y 5 a 6,5 millones en Irak.

       Dispone de verdaderas estructuras administrativas y burocráticas, el territorio estada dividido en 7 “vilayets” o provincias, al mando de un gobernador. Este es responsable del mantenimiento del orden y del funcionamiento de los servicios públicos esenciales, como el suministro de agua y electricidad. También provee servicios sociales y de salud. El “estado” dispone igualmente de un programa de educación religiosa andda’wah, para difundir el concepto más radical del islam.
Se estableció un control de precios; por ejemplo, el pan se vende a un precio irrisorio.

La política interior

Se puede definir como una aplicación estricta de la shariah. El 11 de junio de 2014, después de la toma de Mosul, se publicó una carta de 16 artículos: se preveía como castigos para los opositores: “el homicidio, la crucifixión, la amputación de los brazos y/o de las piernas, y el destierro”. Quedan prohibidos el alcohol, el tabaco, y las drogas. También se prohíben todas las manifestaciones públicas no islámicas.

Se prevé la destrucción de las estatuas y los monumentos pre-islámicos. En Mosul se incendió el obispado Siriaco, y se quemaron los libros de la biblioteca central, incluyendo manuscritos y libros antiguos. El EI pretende también controlar el contenido de la enseñanza: están prohibidos los cursos de historia, de filosofía, de biología y de química; se desconoce la teoría de Darwin.

       Las mujeres deben salir cubiertas por el niqab (velo integral) y acompañadas de un miembro (masculino) de su familia. La mujer no es una ciudadana, sino “una esclava doméstica y sexual a la merced de su esposo.”

       El 17 de julio de 2014, una viuda de 26 años, acusada de adulterio, fue lapidada en Tabaq, fue la primera ejecución de este tipo llevada a cabo por el EI en Siria. Al día siguiente otra mujer conoció el mismo final en Racca. Otras ejecuciones similares se produjeron.

        Está terminantemente prohibida la homosexualidad, castigada por la pena de muerte por lapidación.

Las minorías

Las mujeres deben salir cubiertas por el niqab (velo integral) y acompañadas de un miembro (masculino) de su familia. La mujer no es una ciudadana, sino “una esclava doméstica y sexual a la merced de su esposo.”

Las mujeres deben salir cubiertas por el niqab (velo integral) y acompañadas de un miembro (masculino) de su familia.

       Bajo el reino del terror del EI, las minorías tienen una suerte muy precaria. Se restableció el estatuto del Dhimmi que existía en la península ibérica con el Andaluz. Los cristianos, judíos o zoroástricos deben convertirse o pagar la djizia: un impuesto, que en Mosul es de 250$ por persona y por mes. El 16 de agosto de 2014 los cristianos de Mosul recibieron un ultimátum, tenían 24 horas para convertirse, pagar la djizia o morir. Muchos se dieron a la fuga con nada más que la ropa que portaban.

       En el norte, cristianos, turkmenos, shabaks, y sobre todo yazidis fueron perseguidos. Amnisty International acusa a EI de practicar en esta parte del país una “campaña sistemática de limpieza étnica”. En Sinjar entre 2.500 y 7.000 yazidis fueron capturados. Miles de mujeres vendidas como esclavas sexuales. El 18 de agosto de 2014, en la plaza central de Mosul, se vendieron 700 mujeres, en su mayoría yazidis, por un precio medio de 150$.

Crímenes de guerra y contra la humanidad

        Más allá del maltrato de las minorías, el EI ha cometido números crímenes de guerra, masacrando a los militares y a los milicianos que toma presos. Por ejemplo, el 13 de junio de 2014, después de la toma de Tikrit, 1700 militares iraquís chiitas fueron ejecutados.
Pero el EI masacra también a los civiles, incluyendo musulmanes, sobre todo los chiitas y los sunníes hostiles al EI.

        Cuando tomaron Mosul, las fuerzas del EI mataron a 670 chiitas que estaban detenidos en la cárcel de Badush. En agosto de 2014, en la vilayet de Deirez Zor, en Siria, la tribu al Cheitaat se sublevó contra los excesos del EI. En dos semanas más de 1.000 fueron masacrados.
Pero quizás las ejecuciones más mediáticas fueron las de rehenes extranjeros. No hace falta volver a los detalles. Todos tienen presentes estos videos atroces de la muerte de periodistas y humanitarios americanos, británicos y japoneses. La última víctima fue un piloto jordano, a quien quemaron vivo, lo que provocó una fuerte reacción de Jordania.

La política exterior

“Cada vez que puedan, maten a un infiel americano o europeo —en particular los sucios y malvados franceses– o un Australiano o un Canadiense… Mátenlo de cualquier manera. Si no pueden conseguir explosivos o municiones, entonces aíslen al americano infiel, al francés infiel o cualquiera de sus aliados. Aplástenle la cabeza con una piedra, mátenlo con un cuchillo, atropéllenlo con vuestro auto, ahóguenlo, envenénenlo”.

Lo anterior deja en claro cuál es el concepto que el EI tiene de la diplomacia.

       Hasta el momento su objetivo prioritario parece ser consolidar y ampliar su base territorial para reforzar el califato. Pero es claro que, como al Qaida, pretende llevar la lucha al territorio de sus enemigos. Por eso dispone de los combatientes occidentales que, después de un tiempo en Siria, vuelven a sus países respectivos con experiencia militar y que pueden cometer atentados. Ya eso ocurrió en Bélgica y en Francia.

Conclusión

       El Estado Islámico es un grupo animado por una ideología fundada en el Salafismo, el concepto más radical del Islam, que pretende restablecer el Califato de los Abasidas, volviendo a la pureza inicial de la religión musulmana, y lográndolo a través del terror.

       En un mensaje publicado el 22 de septiembre de 2014, Abu Mohammed al-Adnani, portavoz del EI, hizo un llamado al asesinato de los ciudadanos de los países de la Coalición. Lo que pasa en los territorios que controla el EI es a la vez la repetición del pasado. Las masacres de infieles y enemigos, como supo cometerlos el profeta Mahoma y sus seguidores cuando conquistaron Yathrib, ahora Medina, masacrando a los judíos que allí vivían, robando sus bienes y llevando a sus mujeres como esclavas. También la sumisión de los “dhimmis” a un estricto apartheid, ya existió en España bajo la ocupación árabe.

       Pero eso también permite vislumbrar lo que podría pasar si los islamistas llegaran a tomar el poder en algún país occidental, para difundir su “religión de tolerancia y de fraternidad”.

 

Referencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *