Cuadrar el Templo

AL.·.G.·.D.·.G.·.A.·.D.·.U.·.
Libertad Igualdad Fraternidad

Logo M sin Fondo

Cuadrar el Templo

Issa K. Moussa  Dargam P.·.M.·. Gr.·. 32°

Res.·. Log.·. Fraternidad 4, Caracas, Venezuela

 

Fuente: http://www.fraternidad.org.ve/

 

      La Masonería transmite sus enseñanzas esotéricas y morales a través de símbolos y alegorías, ya sean materiales, como la decoración del templo, o las joyas e insignias usadas por los oficiales y por los HH:., y las herramientas de cada grado, sean escritas, como los textos de los rituales de los diferentes grados y las leyendas masónicas, por medio de las enseñanzas mudas contenidas en las normas morales y de conducta que la institución le exige a sus miembros dentro y fuera del templo, y por último, por medio del simbolismo gráfico o iconográfico masónico de las llamadas planchas trazadas (en desuso).

 La Masonería transmite sus enseñanzas esotéricas y morales a través de símbolos y alegorías.

La Masonería transmite sus enseñanzas esotéricas y morales a través de símbolos y alegorías.

      Los orígenes de estas planchas trazadas se remontan a la época en que las logias realizaban sus trabajos no en edificios propios, sino en lugares públicos, como posadas o albergues. Existen documentos de estas prácticas desde comienzos del siglo XII, pero, sin duda, ello data de épocas anteriores.

       Era habitual que un Hermano experimentado, generalmente era el H.·. Experto o el retejador, dibujara un diseño en el piso del local, para que sirviera de ayuda de instrucción masónica para los hermanos. El dibujo en el piso  era ejecutado con tiza y carbón, y era borrado posteriormente. Luego se pasó al uso, por ser más práctico y conveniente, de una tela pintada con cuadros en blanco y negro que se extendía en el piso del local durante los trabajos. Por eso en muchos lugares del mundo se sigue usando de esta manera y no todo el piso de la logia.

      Por lo antes expuesto, vamos a definir lo que es cuadrar el templo: para nosotros los masones, cuadrar el templo es la acción de recorrer el templo alrededor del Ara, en el sentido de las agujas del reloj; teniendo presente que al iniciar el desplazamiento debe hacerse con el pie izquierdo(como en la entrada a la logia); ya que  toda marcha dinámica debe iniciarse con el pie izquierdo, al llegar  a una esquina, debe doblarse en escuadra y empezar nuevamente con el pie izquierdo, y así sucesivamente, hasta completar el recorrido de los cuatro lados, formando un cuadrado.

      Si hacemos un poco de historia, encontraremos que, en las ceremonias religiosas e iniciáticas de la antigüedad este recorrido era muy frecuente y se llamaba circumambulacion, palabra que viene del latín, y que significa andar alrededor de un altar u objeto sagrado. La circumambulacion puede ser de dos tipos; la primera, llamada solar o dextrocéntrica, y es la que se cumple teniendo al lado derecho el punto sobre el cual se gira. La otra es la polar o sinestrocéntrica, y es la que se cumple teniendo al lado izquierdo el punto sobre el cual se gira (no es masónico).

     Para entender mejor la circumambulacion, vamos a analizar los elementos que intervienen en ella, como son: el Templo, el Ara y la Logia:

      En relación al Templo, el universo es el templo del G.·.A.·.D.·. U.·. También es  la sabiduría, fuerza y belleza que sostienen su trono como pilares de sus obras, porque su sabiduría es infinita, su fuerza omnipotente y su belleza resplandece sobre la inmensidad y la simetría de toda la creación. Por lo tanto, los masones hemos construido nuestro Templo como lo hizo el rey Salomón, de manera que su orientación y su interior son la imagen y la representación del universo y de todas las maravillas y perfecciones de la creación.

       Por eso el hombre fue creado a imagen y semejanza de dios, por lo tanto, el hombre es una réplica del universo y que está formado por materia y espíritu, así podemos especulativamente afirmar que el hombre viene a ser el lugar físico, y representa el templo, o sea, la materia; mientras que la logia es el lugar santo, y representa el alma. Por eso tengamos siempre presente que el abrir el templo es abrir el taller, en cambio abrir la logia es abrir nuestros corazones e ingresar en nuestro mundo  interior para recibir el real conocimiento. De ahí proviene la frase del Venerable Maestro: “HH.·. míos, silencio y en logia”. Y al masón cuando se le pregunta; ¿Qué vienes a hacer aquí? Su respuesta es: “A someter mi voluntad, vencer mis pasiones y hacer nuevos progresos en la Masonería”.

El ara.

El Ara.

       Al centro del templo se encuentra el Ara, sobre el cual se encuentran las tres grandes luces emblemáticas de la Masonería: el Volumen de la Ley Sagrada, que contiene las revelaciones dadas por el G.·.A.·.D.·.U.·. a los hombres para su salvación, y sobre este volumen va el Compás, abierto en 45°, con su vértice hacia el oriente. Por eso se dice que el Venerable Maestro nos ilumina con sus luces y su conocimiento. Y a través de las dos puntas del compás se esparce por toda la logia, y que representa el espíritu, la justicia y la equidad. En tercer lugar tenemos a la Escuadra, con su vértice hacia occidente, o sea, viene desde el mundo profano, desde la oscuridad, simbolizando la rectitud y representando la materia. Es por eso que el masón dice que es hijo de tal logia, ya que la iniciación masónica significa un nuevo nacimiento, y se le ha dado la luz entre las dos columnas en representación de las piernas maternas en el momento de nacer, y que venía de la oscuridad del vientre materno. Estando en logia de aprendiz, la escuadra estará sobre el compás, simbolizando que la materia aún prevalece sobre el espíritu. Es por eso que el masón viaja desde el occidente hacia el oriente en busca del verdadero conocimiento.

       Si el interior del Templo representa el universo, y el Ara representa nuestro planeta, debemos movernos alrededor del Ara en el mismo sentido figurado en que se movería el sol alrededor de la tierra. Recuerden que estas ceremonias en la época de sus orígenes, la tierra era el centro del universo. Denominamos a esta marcha el camino de la luz o la ruta del sol, en el mismo sentido de las agujas del reloj. Así mismo, las tres dignidades principales de la logia, representan al sol en sus tres posiciones: alba, mediodía y ocaso. Es por eso que se les llama luces al Venerable Maestro y a los Vigilantes. Cada uno en su posición. Además, al avanzar en el sentido de las agujas del reloj, el pie izquierdo representa el sentimiento y el corazón, que está en el lado izquierdo, avanza hacia la luz protegido por el pie derecho, que representa la energía y la inteligencia.

       Lo antes expresado nos hace entender mejor por qué cuando el H.·. Maestro de Ceremonia se desplaza en el templo para acompañar a un H.·. debe ir siempre a la derecha del mismo, o sea, más cerca del Ara, para demostrar que por su alta investidura está más cerca del centro, símbolo de lo sagrado y lo divino. Es por eso, además, que llamamos cuadrar el templo al trayecto de recorrer los cuatro lados del Templo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *