Introducción a la Masonería para un recién iniciado

A L.·. G.·. D.·. G.·. A.·. D.·. U.·.
Libertad Igualdad Fraternidad

Introducción a la Masonería para un recién iniciado

H.·. M.·. Héctor B.
Res.·. Log.·. Simb.·. Manuel Oribe

Al Oriente de Montevideo, al 18vo. día del sexto mes del 5998 de la Verdadera Luz.

Ven.·. M.·., HH.·. 1er y 2do Vig.·., HH.·. todos:

En nombre de la Aug.·. y Resp.·. Log.·. Fe y de vuestros HH.·., os presento nuestra sincera alegría por recibiros entre nosotros.

A través de sus alegorías la masonería se dirige a vuestros corazones.

A través de sus alegorías la masonería se dirige a vuestros corazones.

Las enseñanzas más fundamentales no son de orden científico, filosófico ni estético, sino de orden humano. A través de sus alegorías la masonería se dirige a vuestros corazones, a vuestros sentimientos de paz, tolerancia, de concordia y amor fraternal.

El genio de la masonería, que ha tenido el instinto de lo verdadero, lo elevó hasta el descubrimiento de la verdad y lo condujo al reconocimiento de un ser supremo. En sus templos se aprende a amar y a respetar todo lo que la virtud y la sabiduría consagran.

Los principios y los fines de la masonería ilustrar a los hombres a través de la instrucción de ideas sólidas y positivas, conduciéndolos a través de la persuasión y enseñándoles con el buen ejemplo un régimen de orden y un estado de paz interior y bienestar duradero.

Desde que habéis penetrado al templo, habéis dejado de estar en el mundo de los errores, de los vicios y de las pasiones, para convertiros en hijos de la luz y adalides de la justicia.

Tres toques daréis en la puerta, simbolizando “Llamad y se os abrirá”, a vuestro deseo de aprender y perfeccionaros. “Pedid y se os dará”; pedid siempre: conocimiento, trabajo, dedicación; porque ellos os forjarán espiritualmente y os permitirán afrontar los desafíos del futuro. “Buscad y encontrareis”; buscad en vuestros corazones, dentro de ese amor sincero encontrareis las respuestas.

[box class=”pull”]Pedid siempre conocimiento, trabajo, dedicación. Buscad en vuestros corazones, dentro de ese amor sincero encontrareis las respuestas.[/box]

Tolerancia, respeto, sinceridad, fraternidad son las facultades que dignifican al hombre. Casi al finalizar, os deseo dejar tres interrogaciones. En el orden metafísico, ¿qué debe el hombre a Dios? En el orden científico, ¿qué se debe el hombre a sí mismo? En el orden de conducta, ¿qué debe el hombre a sus semejantes? No os atormentéis, tendréis tiempo para respondéroslas.

Queridos HH.·., en vosotros está la esperanza y el futuro de la masonería en Uruguay. Sois vosotros a quienes dentro de algunos años os estará destinado dirigir esta Orden. Sin embargo, cuando os toque asumir responsabilidades no temáis, recibiréis también apoyo, esencialmente de los hombres libres y de buena voluntad. El primer apoyo será vuestra propia fe, vuestra propia dignidad, vuestra propia ética, vuestra propia moral; aquellas que habréis burilado dentro de estos templos.

Os insto a ser rebeldes en la paz, a ser rebeldes en la dulzura, a ser rebeldes en el amor. A vivir intensamente de modo tal que cuando el G.·. A.·. D.·. U.·. os llame a trabajar con sus herramientas, podáis sentir que vuestras vidas no han sido en vano. Ése será vuestro primer mandato; en caso contrario, la historia y la herencia de la masonería desaparecerán hundidas por la mediocridad y el conformismo.

Habéis elegido ser masones, os hemos aceptado con toda nuestra dulzura y nuestro amor. Os amamos, os ofrecemos nuestros corazones y nuestro abrazo fraterno. “Vive soñando el nuevo sol en que los hombres volverán a ser hermanos”, dice el Himno a la alegría.

Que estas palabras despierten en vosotros estos sentimientos para la gloria del G.·. A.·. D.·. U.·. Éste es nuestro sincero deseo.

Confió haber dado cumplimiento a tu mandato, Venerable Maestro.

Héctor B.
M.·. M.·.
Orad.·.
Aug.·. y Resp.·. Log.·. Fe Nº 8

[box type=”shadow”]Por textos masónicos adicionales puedes consultar nuestra lista completa de trazados o granarquitectodeluniverso.com.[/box]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *