Entrevista al Gran Maestro en el Semanario La Palabra Israelita – Gran Logia de Chile

GM_LPI15012015“Desde hace cientos de años, tiempos remotos, de los cuales podemos remontarnos incluso antes de las cruzadas, va forjándose una agrupación de individuos inmersos en el estudio y ritualidades de los cuales el mundo poco ha sabido.

Desde la antigüedad se ha ligado esta agrupación o más tarde en nuestros días, a esta institución, a altas cúpulas de poder, de conspiraciones, de secretos y a varias repercusiones históricas de las que somos conscientes.

Grandes acontecimientos se les atribuyen a estas personas tales como, la revolución francesa, la liberación latino-americana entre varias otras. Dentro de sus miembros podemos nombrar a algunos sobresalientes, tales como:

Montesquieu, Voltaire, Isaac Newton, Napoleón Bonaparte, Walt Disney, Mozart, F.D. Roosevelt, Winston
Churchill, Sigmund Freud, George Washington, Benjamín Franklin, Martin Luther King Jr., Nelson Mandela, Simón Bolívar, Bernardo O’Higgins, José Miguel Carrera, Manuel Rodríguez Andrés Bello, Arturo Prat, Miguel Grau, Arturo Alessandri, Pedro Aguirre Cerda, José Victorino Lastarria, y así podría seguir la lista…

Estamos hablando de la Orden de la Masonería, institución que ha llenado la mente de asombro y misterio por muchos años, como se deja relucir en el libro “El código Da Vinci” u otras obras del mismo tenor.

En la nebulosa de toda esta información que ronda entre la verdad y la ciencia ficción decidí ir a conversar con el Gran Maestro de la Masonería en Chile, Luis Riveros, para ver si la verdad era esta nube de misterios y asombro o era algo totalmente inesperado y quizás no tan espectacular de lo que uno se imagina…

-De la forma más básica profesor, ¿qué podemos entender por Masonería, cuál es su fundamento de existir y cómo lo llevan a cabo entre ustedes o la sociedad. Qué quiere la Masonería para Chile y el mundo?

-La Masonería es una entidad iniciática que ofrece la perspectiva del estudio para que sus miembros mejoren y puedan así contribuir a mejorar la sociedad en su conjunto. Es una institución docente y simbólica, puesto que utiliza los símbolos como un instrumento de docencia, permitiendo que sus miembros cultiven las ideas, desarrollen en forma libre sus pensamientos y puedan así proyectarse a un proceso de permanente mejoramiento individual, que es también colectivo en la medida en que se comparte con otros miembros de la orden y se proyecte así a la sociedad.

La Masonería ansía una sociedad en que reine la Libertad, Igualdad y la Fraternidad. Aspira a que prime la libertad de ideas y de expresión de las mismas, y que la tolerancia se convierta en una piedra angular del encuentro de distintas ideas y visiones, pero todas destinadas a construir la paz y la fraternidad universal. La Masonería se da cuenta que el principal problema para conseguir estos ideales es la persona humana, con sus limitaciones, sus visiones individualistas y limitadas con su egoísmo ancestral. Por eso pone énfasis en el mejoramiento de las personas, para llevar así un mensaje hacia la sociedad que desea cambiar.

-¿Por qué siempre ha existido un halo de misterio y ocultismo en sus prácticas, que malamente los han ligado a todo tipo de conspiraciones? ¿Hacen algo prohibido?
El que nada hace, nada teme, dicen por ahí…

-Todo tiene un porqué. La Masonería ha sido perseguida muchas veces a lo largo de la historia. Solo en el siglo XX tenemos los nefastos ejemplos de la dictadura Franquista y de los regímenes socialistas tipo soviéticos. En España muchos masones fueron fusilados, las logias intervenidas y las bibliotecas destruidas durante la dictadura. Algo similar también ocurrió en los países de la órbita socialista, donde a la Masonería se le veía como una fuente de poder inadmisible en un régimen dictatorial. La orden ha tenido muchas experiencias que la han llevado al sigilo más que a una actitud secreta.

De hecho en Chile había una logia en Ancud y hasta los años 60’ el obispo de Ancud incitaba a sus fieles a apedrear la Logia y a quienes asistían a sus reuniones.

Todas esas oleadas de persecución contra el libre pensamiento y la Masonería, que siguieron a las persecuciones de siglos anteriores, llevaron a una Masonería temerosa, que privilegió la discreción.

La Masonería no hace nada prohibido, excepto estudiar, debatir y procurar la formación de hombres libres y justos; eso debe ser perseguido por quienes no creen, precisamente, en la libertad plena del hombre y de la mujer.

Pero hoy en día el asunto es muy distinto. La Masonería está abierta a la comunidad; nuestros templos pueden ser visitados por cualquier ciudadano, y constatar que en ellos nada pernicioso o maligno puede ocurrir. En muchas partes del mundo, la Masonería tiene una visibilidad pública que revela su aspiración a contribuir a una sociedad humana mejor y más plena.

-¿Cómo se relaciona la Masonería al Judaísmo, hay contradicciones al ser masón y pertenecer a una religión?, ¿Existen judíos masones?

-No existe ninguna contradicción entre pertenecer a una religión determinada y ser miembro de la Masonería, sin embargo, el requisito fundamental es desarrollar tolerancia y admitir otras visiones. Sobre las preguntas formuladas; La Masonería no acepta dogmas, aunque cada uno de sus miembros pueda adherir a una distinta visión de D’s o a una distinta interpretación sobre el origen de la vida.

La masonería invita a pensar los grandes temas, entre estos la religión. Sin embargo no propicia una religión en particular, por lo mismo ha inventado la fórmula del “Gran Arquitecto del Universo”, donde muchos podrán ver reflejadas a sus propias divinidades, a su idea del origen de la vida y del hombre. Por lo tanto, no es que la masonería sea anti religiosa, sino que es una institución tolerante que admite distintas visiones. En la Masonería no hay una visión dogmática que tenga toda la verdad, sino un conjunto de visiones que son verdades parciales para construir una amplia base de diversos conocimientos que tengan como fin el bienestar y desarrollo general.

Y como decías, tenemos una muy buena relación con la comunidad judía. Hay muchos miembros de la orden que son judíos. Hace unos días estuve con el Venerable Maestro, el líder de una Logia, que es judío y me comentaba de sus problemas de agenda para asistir a sus reuniones del día viernes en la Logia pues coinciden con sus actividades en la sinagoga.

Los hermanos judíos no están educados en el dogma de una verdad absoluta que caracteriza a otras religiones, otras iglesias o instituciones consideran su verdad y todo lo demás es una mentira aberrante.

En la historia de la Masonería hay una cantidad importante de integrantes que son Judíos y que han sido influyentes en nuestra historia pasada, como esperamos que lo sean en la venidera.

-Aterrizando nuestros pasos sobre el país, y ligando su calidad de líder en el mundo académico y ex rector de Universidad de Chile, ¿qué es lo mejor y lo peor de la educación chilena?, ¿En un marco general, hemos retrocedido?, ¿La gratuidad resuelve nuestros problemas?

-Si pudiera tener el control absoluto del país, aunque ya esté pasado de moda, cuáles serían las tres medidas urgentes en educación que implementaría de hoy para mañana.

Nuestro país sin duda ha retrocedido seriamente en materia de educación. Pasamos de un liderazgo a nivel regional a una situación que nos coloca dentro de los últimos en el mundo de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico).

Tanto en materia de conocimientos como también educacionales hemos retrocedido de manera abismal, y lamentablemente los gobiernos democráticos no han sido capaces de auspiciar una recuperación sostenible, dado que su mirada ha sido extremadamente cortoplacista.

La gratuidad por otro lado no resuelve ningún problema, porque los orígenes de la desigualdad se encuentran en la educación preescolar, básica y media. Allí es donde se debió poner énfasis y esfuerzo, y no en las medidas cortoplacistas más mediáticas y visibles.

Pondría todo el esfuerzo en fortalecer la educación preescolar pública, y luego en otorgar los recursos que necesita la educación pública para volver a ser referente del sistema. Iniciaría un plan pedagógico nacional para darle un impulso a la formación de profesores básicos y de media, con calidad y oportunidades.

Luego fortalecería la educación técnica a nivel medio y superior, como una opción valedera para la juventud del Siglo XXI.

Finalmente, haría una revisión a fondo de los contenidos que se enseñan, para hacer una reforma profunda y detallada en los aspectos formativos que se están buscando.

-Varias veces le han ofrecido ser Senador e incluso ocupar el sillón Presidencial. ¿No sería ahora una buena oportunidad para resplandecer como candidato independiente en un mundo de política que está en las penumbras?

-Creo que los independientes tenemos un deber con el país, para colaborar a superar este momento de crisis institucional y política.

Los que tenemos una visión Republicana, que trata de reponer aquellos valores perdidos en nuestra institucionalidad, tenemos una responsabilidad aún mayor. Hay que convencer al electorado que más que los afiches bonitos, el “photoshop” y las promesas insostenibles, hay que volver a mirar hacia el país y su futuro en el contexto de un renacer de la República, y bajo la idea central que gobernar debe ser siempre EDUCAR.

-Para no inundar la entrevista en temas que los medios ya han saturado desde el 2014, solo me remitiré a preguntar superficialmente, ¿Este gobierno lo ha hecho bien? Si o No.

-Creo que no lo ha hecho bien. Hay gran improvisación, no priman los equipos calificados y las buenas ideas se deshacen en proyectos mal elaborados.

-Saliendo de Chile al ámbito internacional, ¿qué opina usted sobre los grupos terroristas islámicos que han horrorizado al mundo, como el ISIS, Bokohram, Hamas, etc. Y cómo occidente los ha enfrentado?

-El terrorismo y la violencia, venga de donde venga, es inaceptable, y los derechos humanos no pueden servir de escudo a quienes perpetran actos de barbarie contra la humanidad y despedazan los derechos de miles de inocentes.

Es hora de iniciar una cruzada para reponer un sentido ético de justicia sobre todo el planeta, y de rechazo al terrorismo y a la violencia en todas sus vertientes.

-Para finalizar y terminar por el principio, ¿Los valores de la Masonería han logrado influir en el desarrollo del país?, Si lo han hecho, ¿han sido en la medida que usted desearía, o su poder de antaño se está desvaneciendo?

-La Masonería ha hecho una contribución significativa a la construcción y desarrollo de la institucionalidad republicana. Lo ha hecho muchas veces en forma abierta, pero otras lo ha llevado a cabo de manera efectiva y en la discreción de su trabajo.

Cuando se miran las instituciones más emblemáticas, siempre se ve la influencia decisiva que tuvo la Masonería Chilena en su conformación.

Hoy día también es así, pero considerando que se vio significativamente disminuida en su actuar en los periodos de persecución contra las ideas y en aquellos momentos en donde primó el sectarismo y la ausencia de dialogo en el país.

Hoy la Masonería está empeñada en una agenda que profundice la recuperación de los valores republicanos y que permita avanzar hacia un futuro de Paz, Justicia y Libertad”.

Por Samuel Huberman
La Palabra Israelita

 

Referencia:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *