La muerte iniciática

A L.·. G.·. D.·. G.·. A.·. D.·. U.·.
Libertad Igualdad Fraternidad

escuadra-y-compas-mason

La muerte iniciática

(Adaptada al primer grado)

Alfredo Corvalán

 

        El Diccionario de la Real Academia Española tiene al menos siete definiciones de la palabra muerte. Citaré las siguientes:

1. Cesación o término de la vida.

2. En el pensamiento tradicional, separación del cuerpo y el alma.

3. Destrucción, aniquilamiento, ruina.

        No es fácil definir la vida. Por eso tampoco es fácil definir la muerte. Así como se habla del momento del comienzo de la vida (determinado por el momento de la fecundación), también se ha de hablar del momento de la muerte, que en el hombre es uno de los momentos biográficos.

Escultura situada en el cementerio de Pueblo Nuevo (Barcelona) y conocida como “El Beso de la Muerte“.

Escultura situada en el cementerio de Pueblo Nuevo (Barcelona) y conocida como “El Beso de la Muerte“.

       La muerte es la separación del principio vital (llámese alma, psique, etc.) y del cuerpo, en la concepción filosófica clásica.

       Para Sócrates, la muerte es parcial, pues el alma no puede ser envenenada por la cicuta.

       También se ha dado una definición muy impersonal de la muerte: es la extinción del sistema individual. O también: es la supresión del metabolismo. Pero todo el mundo sabe que la muerte es personal. El hombre es el único animal que conoce que va a morir, y siente que la muerte es como el último tono de la melodía de la vida.

      Por otra parte, el fenómeno es inexplicable bajo el punto de vista de la experiencia, ya que el individuo vivo no tiene noción de lo que pueda ser la terminación de su vida. Por eso, el miedo a morir es normal en todos los seres humanos, y sobre todo si se trata de una muerte dolorosa y dramática.

[box class=”pull”]El hombre es el único animal que conoce que va a morir, y siente que la muerte es como el último tono de la melodía de la vida.[/box]

      En nuestro caso, circunscribiremos nuestra exposición a una de las definiciones de la palabra muerte que nos da el diccionario antes nombrado que expresa literalmente que “la muerte es la destrucción, aniquilamiento, ruina”.

      La Real Academia Española define a la muerte física como “cesación o término de la vida” y a la muerte en el pensamiento tradicional, separación del cuerpo y el alma. Nosotros, los iniciados, podemos definir a la muerte iniciática, utilizando la tercera definición del diccionario como “Destrucción, aniquilamiento o ruina de los virtudes y valías propios de un iniciado”. Es decir, que forma parte de la muerte iniciática los incumplimientos de los deberes constitucionales y morales del maestro masón; tales como la intolerancia, el agravio gratuito y la infraternidad.

       En otros términos: “la muerte iniciática en el iniciado es el aniquilamiento de la virtud por la práctica del vicio”. Así, por ejemplo: de la verdad por la mentira; de la autenticidad por la falsedad; del altruismo por el egoísmo; de la tolerancia por la intolerancia; de la humildad por la soberbia. En pocas palabras: la muerte iniciática en el iniciado es cambiar la sabiduría (que es la madre de todas las virtudes) por la ignorancia (que es la madre de todos vicios).

El mensaje masónico

       El mensaje que nos transmite nuestra Orden trasciende las enseñanzas morales; pero sabemos que trascender no significa eliminar ni sustituir, sino integrar en un nivel de comprensión superior.

      El Gran Arquitecto del Universo, como símbolo de vida eterna nos enseña que la muerte no es la extinción, sino la extensión de la vida. Por ello sostenemos que Masonería y Trascendencia son Puertas de Esperanza de Vida Eterna.

      El Gran Arquitecto del Universo es el alma divina que palpita en cada uno de nosotros; es el Universo en su eterna actividad; y es, por sobre todas las cosas, el símbolo de la Unidad trascendente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *