La Logia de San Juan y la Tradición Iniciática”

A L.·. G.·. D.·. G.·. A.·. D.·. U.·.
Libertad Igualdad Fraternidad

escuadra-y-compas-mason

La Logia de San Juan y la Tradición Iniciática
Alfredo Corvalán

 

        Se trata de un tema donde con frecuencia se extrapolan conceptos que pertenecen al campo teológico y al campo iniciático,con la intención de dotarlos de un significado determinado por una doctrina. Extrapolación que algunas veces es producto de la ignorancia y otras de la mala intención.

        La fe iniciática, como la fe confesional, no son incompatibles como herramientas para la búsqueda de la verdad, a condición que no se pretenda imponerlas como una verdad revelada ni de ninguna otra manera a los que no piensan como nosotros.

        La fe confesional pertenece al campo teológico y busca la llamada “salvación eterna” del hombre. La fe iniciática pertenece al campo iniciático, y busca perfeccionar al hombre para la construcción del Templo de la Fraternidad Masónica Universal, que albergue a todos los hombres del mundo de buena voluntad; sin distinción de sexo, raza, religión ni políticas.

       Es fácil advertir que la tradición solsticial no ha llegado hasta nosotros con el contenido iniciático que tuvo en sus orígenes;contenido y significado que, en verdad, no alcanzó a conocer siquiera la propia masonería operativa.

Es fácil advertir que la tradición solsticial no ha llegado hasta nosotros con el contenido iniciático que tuvo en sus orígenes;contenido y significado que, en verdad, no alcanzó a conocer siquiera la propia masonería operativa.

Es fácil advertir que la tradición solsticial no ha llegado hasta nosotros con el contenido iniciático que tuvo en sus orígenes;contenido y significado que, en verdad, no alcanzó a conocer siquiera la propia masonería operativa.

      Surgidas en plena Edad Media y bajo la influencia dominante de una iglesia ya consolidada, las confraternidades masónicas medievales no pudieron sino seguir y adoptar la simbolización que, con indudable habilidad, hizo de los solsticios el cristianismo en la figuras de Juan Bautista (24 de junio) y Juan Evangelista (27 de diciembre).

       Considerado como fenómeno astronómico, el solsticio es el aparente estacionamiento del sol (solis-statio), durante tres días, al llegar a uno de los trópicos celestes y retornar al trópico opuesto. Desde la antigüedad los pueblos del Mediterráneo se imaginaron los solsticios como aberturas o puertas del cielo por donde el sol entraba y salía al terminar su curso en cada uno de los círculos tropicales.

       Personificación de esta idea, entre los grecolatinos, fue la figura de Jano, a quien representaban como divinidad bifásica, aludiendo, justamente, a su marcha pendular, ya progresiva, ya regresiva, entre ambos trópicos. La idea alegórica estaba además implícitamente contenida en su propio nombre, Janus, de janua, en latín, puerta. Por eso se le llamaba también Janitor, o sea, portero; y, por lo mismo, se le representaba con un manojo de llaves en las manos,distintivo que una tradición cristiana popular trasfirió después a San Pedro, como Guardián de las Puertas del Cielo, pero ya, por cierto, sin relación alguna con los solsticios.

      La semejanza de las voces Jano (Ianus) y Juan (Ionnes), aunque no tienenparentesco idiomático alguno, favoreció la suplantación del Jano pagano por el Juan cristiano (del hebreo Iohohanan, gracias de Dios).

      La suplantación llevaba envuelto, por cierto, el claro propósito de hacer desaparecer una tradición pagana inconciliable con la nueva religión, pese que ambas sustentaban una misma esperanza escatológica, aunque entendida de muy diversa manera.

      El cristianismo naciente anunciaba, por boca de San Pablo, para el fin de los tiempos, la resurrección de la carne, la resurrección de los cuerpos.

      Las doctrinas iniciáticas, principalmente la antigua tradición pitagórica, profesabanen cambio la inmortalidad delalma, como culminación de un proceso de purificación ascensional dividido en tres etapas o encarnaciones (metempsicosis).

 “Las puertas solsticiales”.

“Las puertas solsticiales”.

      El H:. René Guenón,en su obra Símbolos fundamentales de la ciencia sagrada,en el capítulo titulado, precisamente, “Las puertas solsticiales”, explica el papel que desempeñaban los solsticios en los ritos de iniciación, según una tradición cuya raíz el autor ubica en la literatura sagrada hindú,concretamente, en el Bhagavad-Gita;tradición que, en Occidente, aparece señalada en los albores de su propia cultura (Homero: La Odisea, Canto XIII).

      Lo sorprendente es que ambas tradiciones, la Oriental y la Occidental, coinciden en que el Solsticio deCáncer (24 de junio) es la puerta que franquean las almas de los mortales, llamada, por eso, la Puerta de los Hombres.Yel Solsticio de Capricornio (24 de Diciembre) es la puertaque franquean las almas inmortales, llamada, por eso, la Puerta de los Dioses.Esto viene a explicarnos por qué los egipcios
consagraban la Puerta o Solsticio de Cáncer a Anubis y los griegos a Hermes. Es sabido que Anubis y Hermes eran los encargados de conducir las almas al mundo extraterreno.

      Según la concepción órfico-pitagórica, liberada el alma por la muerte, ascendía y entraba al cielo por la Puerta o Solsticio de  Cáncer, desde donde descendía a sufrir una nueva encarnación terrestre. Cumplida virtuosamente esta etapa y liberada nuevamente por la muerte, el alma del iniciado emprendía su tercer y último viaje, esta vez definitivo,y entraba al cielo por el Solsticio de Capricornio o Puerta de los Inmortales. Culminabaasí el proceso metempsicósico y se cumplía además la finalidad última de los misterios iniciáticos: la inmortalidad del alma.

 

Referencias bibliográficas:

  • Phillips Müller, Eduardo (1987). A las puertas del templo. Santiago de Chile: Pentalpha.
  • Corvalán, Alfredo (2005). La Logia Fe, el siglo XXI y el retorno a las fuentes. Montevideo:Ediciones de la Fe.
  • Corvalán, Alfredo (2014). Masonería, ciencia y religión.Montevideo: Editorial Veritas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *