El nombre de GADU y la Identidad de la Masonería Simbólica

A L.·. G.·. D.·. G.·. A.·. D.·. U.·.
Libertad Igualdad Fraternidad

escuadra-y-compas-mason

EL nombre de GADU y la Identidad de la Masonería Simbólica

Alfredo Corvalan

 

          La  Masonería Simbólica es universal y tiene como elemento esencial, definitorio de su identidad, la creencia en la existencia de un principio fundamental que se denomina, en sus tres grados, Gran Arquitecto del Universo.

          Esta característica fundamental está consagrada en la Gran Logia de la Masonería del Uruguay por los rituales de los grados de Aprendiz, Compañero y Maestro, y está preservada por la Constitución de la misma. Es por ello que toda vez que nuestra Carta Magna Masónica se refiere a aquel principio fundamental (artículo 3), lo hace usando el nombre único de Gran Arquitecto de Universo, y no cualquier otro nombre sustituto, como Gran Geómetra o Altísimo, sea cual fuere el grado en que se trabaje.

Grados de Aprendiz, Compañero y Maestro.

Grados de Aprendiz, Compañero y Maestro.

          No es admisible la pretendida justificación, basada en los usos y costumbres, que algunas logias dan para sustituir el nombre original por otros como los antes mencionados. Y no es admisible esa conducta por la simple aplicación del principio constitucional  del derecho (en general y del masónico en particular) que nos dice que: “Los usos y costumbres no pueden ser contrarios a ley vigente”. Esto quiere decir que los usos y las costumbres sólo se pueden aplicar para llenar un vacío legal, pero no para modificar y menos para derogar una disposición legal vigente. Tal sería el caso de sustituir el nombre del Gran Arquitecto del Universo por Gran Geómetra o por Altísimo, sea cual fuere el grado en que se trabaje.

          Como dijimos precedentemente, la Constitución preserva los elementos constitutivos de las identidades de la masonería simbólica al establecer entre las Obligaciones Colectivas de los Talleres: Artículo 53 Las Logias y Triángulos estarán obligados a:

 “Observar y hacer observar la Constitución, las leyes, decretos y demás disposiciones emanados de los poderes competentes,  así como los rituales aprobados y vigentes, no permitiendo modificación alguna en las ceremonias masónicas por ellos reguladas”.

          Es obvio que se viola lo establecido en este artículo cuando se implementan y se aplican reformas del ceremonial. Estas ceremonias son insólitas y consagran nombres distintos y sustitutos del establecido por el artículo 3 de la Constitución.

 

[box type=”shadow”]Por textos masónicos adicionales puedes consultar nuestra lista completa de trazados o granarquitectodeluniverso.com.[/box]

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *