Desafíos del mundo actual

A L.·. G.·. D.·. G.·. A.·. D.·. U.·.
Libertad Igualdad Fraternidad

escuadra-y-compas-mason

Desafíos del mundo actual

Selección Alfredo Corvalán

(La alegría del Evangelio)

Síntesis de la primera encíclica del Papa Francisco

 

          Son de alabar todos los avances que contribuyan al bienestar. Sin embargo, la alegría se apaga, la desesperación y el miedo se apoderan del corazón, la violencia crece y la inequidad es cada vez más patente.

Primera encíclica del Papa Francisco.

          Debemos decir no a la economía de la exclusión. Estamos en la cultura del “descarte”, incluyendo al ser humano. Los excluidos ni siquiera son explotados, son descartados, son desechos. Debemos decir no a la adoración del dinero. Es la última reedición del viejo “becerro de oro”.

          La corrupción y la egoísta evasión fiscal se han generalizado. El mercado divinizado, todo lo fagocita. El dinero gobierna en lugar de servir. Se ridiculiza a la ética, porque se la siente como una amenaza que libra al espíritu de la esclavitud del dinero y lo orienta hacia su plena realización.

         La economía debe recuperar el sentido ético. Debemos decir no a la inequidad que genera violencia. La injusticia socava las bases de cualquier sistema. El consumismo y la inequidad operan un doble daño al tejido social.

         Las armas y la represión empeoran las cosas.  Y la corrupción potencia las desgracias.

        El diálogo entre la fe, la razón y las ciencias

Debemos decir no a la adoración del dinero. Es la última reedición del viejo “becerro de oro”.

         La Iglesia propone una síntesis entre un uso responsable de las ciencias empíricas y la filosofía, la teología y la fe. La fe no teme a la razón. Ambas provienen de Dios y no pueden contradecirse. La evangelización está atenta a  los avances científicos y los ilumina con la fe y la ley natural. La Iglesia no pretende detener los avances. La Iglesia no contradice a una verdad científica comprobada, pero no se puede pretender como dogmas de fe algunas opiniones científicas todavía no bien comprobadas. Algunos científicos se exceden en sus hipótesis. En ese caso, no es la razón lo que proponen, sino un  sistema de ideas que inhibe el dialogo.

        Las relaciones con el judaísmo

         La alianza de Dios con los judíos nunca fue revocada. La Iglesia  considera al judaísmo como una raíz sagrada de la propia identidad cristiana. El judaísmo no es una religión ajena. Juntos creemos en un solo Dios que actúa en la historia y recibimos, tal como ellos, la Palabra Revelada. Los cristianos lamentamos amargamente las persecuciones de las que los judíos fueron y son víctimas. Compartíos con los judíos muchas convicciones éticas y la preocupación por la justicia y el desarrollo de los pueblos.

 

Referencias:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *